Mujer Hoy
guapabox Alta cosmética para
probar, aprender y disfrutar

Limpiar o desmaquillar el rostro ¿son lo mismo?

¡Hola guapa! Ya sabemos que a muchas esto del momento desmaquillarse antes de dormir…¡os da una pereza horrible! Pero, todas somos conscientes de que  es muy importante mantener una buena rutina de limpieza para que nuestro rostro esté sano. Ya hemos hablado de dos conceptos: limpiar y desmaquillar ¿Son lo mismo? ¿Basta con uno? ¿Qué productos son los adecuados? Hoy te lo contamos todo.

¿Es lo mismo limpiar que desmaquillar?

Definitivamente la respuesta es ¡no! Son dos pasos completamente diferentes que se incluyen en una rutina completa de limpieza facial. Aclaramos que, por las noches, lo primero que debemos hacer es deshacernos del maquillaje con productos específicos. Una vez retirado pasaríamos a limpiar el rostro para poder eliminar cualquier resto que haya quedado tras el primer paso.

¿Qué productos utilizar para cada paso?

Para desmaquillarse, antes de nada, humedece el rostro con agua tibia. De esta manera, lo que conseguimos es reblandecer el maquillaje y que su eliminación sea mucho más sencilla.

Aceite o Leche limpiadora: Dos clásicos que ya utilizaban nuestras abuelas Muy efectivos para retirar el maquillaje, aunque algo polémicos ya que despiertan sentimientos opuestos: o los amas o los odias. Las más fieles aseguran que es una manera sencilla, efectiva y suave de desmaquillarse, las detractoras afirman que el resultado final es algo graso y molesto para los ojos.

Toallitas desmaquillantes: una solución “salvavidas” de la que no debemos abusar. Retiran a la perfección el maquillaje pero, resultan algo agresivas con la piel al tener que arrastrarlas. No está mal que las lleves en el bolso para un “por si acaso” o en una escapada express pero, intenta que no sea tu método habitual.

Agua Micelar: la estrella de este tiempo. Entró tímidamente en nuestras vidas pero, se ha ganado un merecido hueco en los neceseres de casi todas. El agua micelar consigue deshacerse del maquillaje y la suciedad sin apenas esfuerzo y de forma suave con la piel. Si no la has probado, ¡la amarás en cuanto lo hagas!

Para limpiar el rostro será suficiente hacerse con un buen gel limpiador o una espuma que consiga retirar todo aquello que no haya podido eliminar nuestro producto desmaquillante.

¿Es suficiente solo con uno de los dos pasos?

La respuesta vuelve a ser ¡no! La combinación de ambos es la perfecta para que el rostro quede limpio y preparado para poder recibir el resto de tratamientos habituales.

Sabemos que en muchas ocasiones da pereza tener que limpiarse y desmaquillarse el rostro, más si llegamos a casa agotadas. Pero, recuerda que el primer mandamiento para un rostro sano y luminoso es deshacerse del maquillaje y la suciedad que acumula a lo largo de todo el día.

Hablamos de: Cara, Limpiadora facial

También te puede interesar

Ver todos los posts

¡Suscríbete!

Si quieres estar a la última en cosmética, suscríbete y recibe cada mes en tu casa una selección de productos de primeras marcas