*

Mujer Hoy
guapabox Alta cosmética para
probar, aprender y disfrutar

5 errores que probablemente cometes aplicando la hidratante facial

¡Hola guapa! Un paso fundamental de la rutina de belleza facial es el de la hidratación. Y ya sea por prisa, desconocimiento o pereza… cometemos algunos errores que pueden pasar factura a largo plazo. Hoy en Guapabox te enseñamos a detectar esos fallos para ayudarte a evitarlos ¡Toma nota!

1. No limpiar el rostro en profundidad previamente

Uno de los errores más comunes es no limpiar el rostro en profundidad. A veces, no es suficiente utilizar un solo producto, y es bueno combinar varios: agua micelar, jabón facial… La idea es que no haya una barrera entre la hidratante y tu piel, que pueda hacer que la crema pierda sus propiedades por una mala absorción.

2. Aplicar demasiado producto

¡Menos es más! Es una regla que también podríamos aplicar en cuánto a la cantidad de hidratante que debemos ponernos. No por aplicar más producto el efecto será mejor. Además de “tirar” la crema, estarás taponando los poros y la posibilidad de que aparezcan brillos será mayor.

3. Frotar el rostro y el contorno de los ojos

La forma de aplicar el producto es tan importante como la calidad del mismo. En ocasiones, muchas mujeres frotan la crema por todo el rostro haciendo presión y eso, a la larga, puede provocar la pérdida de elasticidad y a la aparición de arrugas marcadas. Lo ideal es extenderla con un suave masaje de dentro hacía fuera, dando ligeros toquecitos para favorecer su absorción y activar la circulación.

4. Usar facto de protección solar solo en verano

Otro de los errores más comunes es decir adiós a la protección solar cuando termina el verano. Los rayos del sol provocan daños en la piel durante todo el año, sea la estación que sea. Por eso, es importante que nuestra crema hidratante de día lleve FPS, aunque sea mínima.

5. Elegir la crema hidratante por recomendaciones

Cada tipo de piel es todo un mundo, y elegir la nuestra por las recomendaciones que nos hagan los demás no es lo más conveniente. Lo que le va bien a un rostro no tiene porque funcionar en otro. Recuerda que cada piel tiene unas necesidades concretas y es importante cubrirlas con productos específicos.

¿Cometes alguno de estos errores aplicando la hidratante facial? Ahora que ya los has detectado podrás evitarlos con facilidad.

Hablamos de: Cara

También te puede interesar

Ver todos los posts

¡Suscríbete!

Si quieres estar a la última en cosmética, suscríbete y recibe cada mes en tu casa una selección de productos de primeras marcas