*

Mujer Hoy
guapabox Alta cosmética para
probar, aprender y disfrutar

Limpia tus brochas de maquillaje en 3 sencillos pasos

¡Hola guapa! Es tan importante utilizar buenos productos a la hora de maquillarse como emplear las brochas y pinceles adecuados. Porque de nada sirve disponer del mejor set beauty si no lo cuidamos y mantenemos en perfecto estado. Las brochas son nuestro mejor aliado de maquillaje, y por eso debemos tratarlas como tal.

Notaremos como además de durarnos mucho más tiempo en perfectas condiciones, mejorará el resultado de nuestro maquillaje y lo más importante de todo… ¡no dañaremos la piel! Toma nota de estos 3 pasos y quedarán ¡como nuevas!:

1. Humedece las brochas

Antes de comenzar a humedecer las brochas, es importante que sepamos que hay productos específicos para lavarlas, pero también podemos utilizar un champú normal o un detergente suave.

El primer paso es mojarlas ligeramente, poniendo las cerdas de forma horizontal debajo del chorro y evitando que entre agua en la zona en que la virola se une con el mango. Seguramente sabrás que hay brochas de cabello sintético, que son las que utilizamos para los productos cremosos, o bien de cabello natural, para los productos en polvo, en ambos casos puedes seguir estos tres pasos para limpiarlas.

2. Ayúdate de un guante rugoso

Una vez que estén humedecidas, lo ideal es utilizar un guante rugoso de silicona o una superficie similar. Es sencillo: tan sólo debemos aplicar sobre esta superficie unas gotas de jabón y, con la brocha humedecida, frotarla suavemente dibujando círculos con la punta. Empezaremos a notar como empieza a soltar restos de producto. Así conseguiremos retirar la suciedad acumulada. Ya sólo nos queda aclarar la punta para eliminar los restos que queden de jabón y repetir este proceso tantas veces como consideremos necesario. En caso de que no dispongas de un guante o superficie similar, siempre puedes hacerlo sobre la palma de tu propia mano.

Un consejo: cuando las laves, intenta no ejercer demasiada presión sobre el pelo para no deformarlo.

3. ¡Hora de secar!

Es el momento de ponerlas a secar. Una vez que estén perfectamente enjuagadas, lo mejor es que las coloquemos en horizontal en un espacio abierto donde pueda entrar un poquito de corriente y las dejemos secar. Tardarán entre 12 o 14 horas en estar secas del todo… ¡Ah! ¡Y recuerda: no intentes hacerlo ni con el secador ni con el sol, o se estropearán! Ahora sí, ya estarán listas y ¡perfectas! para usarlas.

giphy

¿Cada cuanto debo limpiarlas?

Lo recomendable es repetir este proceso una vez a la semana o, como mucho, cada quince días. Así, nuestras brochas nos darán mejores resultados a la hora de aplicarnos los productos y evitaremos problemas en el cutis. ¡Adiós, pereza, adiós!

Hablamos de: Cara, Limpieza, Maquillaje

También te puede interesar

Ver todos los posts

¡Suscríbete!

Si quieres estar a la última en cosmética, suscríbete y recibe cada mes en tu casa una selección de productos de primeras marcas