Mujer Hoy
guapabox Alta cosmética para
probar, aprender y disfrutar

5 errores que puedes estar cometiendo con el eyeliner… ¡Y sus soluciones!

¡Hola guapa! Sí, el resultado es espectacular si sabemos utilizarlo bien. El delineado es uno de nuestros mejores trucos beauty cuando queremos presumir de una mirada de impacto. Pero lo cierto es que puede convertirse en un arma de doble fijo, porque simplemente un pequeño desliz con el eyeliner puede ‘arruinar’ nuestro maquillaje.

Y por más que lo intentas, tal vez tu tampoco consigues ese “eyeliner perfecto” que no dejas de ver en tutoriales de Youtube o fotos de Instagram, ¿verdad? Pues ¡tranquila! Tal vez estás cometiendo alguno de estos errores, así que toma buena nota y conviértete en una auténtica experta:

1. Terminar el delineado de forma brusca antes de que termine la forma natural de nuestro ojo. El efecto que produce son unos ojos mucho más pequeños y mal definidos. ¡Así que debes evitarlo! Lo mejor es hacer que el final del delineado coincida, como mínimo, con el final natural de nuestro ojo.

2. Dejar un hueco entre el delineado y la raíz de nuestras pestañas.  Si dejas un espacio entre el eyeliner y tus pestañas, el acabado será muy artificial. ¿Cómo solucionarlo? Sólo debes rellenar cualquier posible hueco que haya quedado, aunque la línea sea un poquito más gruesa, y conseguirás una mirada mucho más natural.

3.Trazar delineados asimétricos en cada ojo. Un delineado con la línea más finita en un ojo y más gruesa en otro, o con el final del rabillo a diferente altura en cada uno de ellos hace que se pierda la simetría de nuestro rostro. Debemos intentar que, tanto en forma como en grosor, sean prácticamente simétricos. Para ello, mírate frente al espejo y dibújate dos puntitos para marcar donde quieres que termine el delineado, ¡te será de gran ayuda!

errores_eyeliner_soluciones_celebrities

4. Aplicar el rimmel antes del delineado. Aplicar la máscara de pestañas antes de hacerte el eyeliner lo complica todavía más, porque las pestañas quedarán duras y te será complicado llegar a la raíz.

5. El quinto más que un error es un consejo ¡de lo más útil! Seguro que alguna vez te ha pasado que has parpadeado mientras hacías el delineado y ¡pum, todo el ojo negro!… ¡Tranquila! Un truco muy sencillo para no tener que empezar de cero es mojar un bastoncillo en agua micelar y pasarlo suavemente por la zona que queramos limpiar. Y para ello, el Agua Micelar Limpieza Profunda de Atashi, que puedes probar con tu Guapabox de octubre, será tu mejor aliada. ¿Todavía no lo has probado? ¡No esperes para suscribirte!

Hablamos de: Delineador

También te puede interesar

Ver todos los posts

¡Suscríbete!

Si quieres estar a la última en cosmética, suscríbete y recibe cada mes en tu casa una selección de productos de primeras marcas