*

Mujer Hoy
guapabox Alta cosmética para
probar, aprender y disfrutar

3 motivos por los que debes limpiar tus brochas de maquillaje

¡Hola guapa! Siempre insistimos en la importancia de seguir una buena rutina de belleza, y sobre todo de desmaquillarnos bien antes de irnos a dormir, porque es el momento en el que nuestra piel comienza el proceso de regeneración y se recupera de los daños producidos a lo largo del día.

Pero de poco, o mejor dicho, nada sirve que cuidemos la piel a diario si utilizamos brochas o instrumentos de belleza en malas condiciones. Por eso, aquí te traemos 3 buenos motivos por los que debes limpiar tus brochas de maquillaje ¡y sin un pero!:

1.    Una piel más bonita y sana

Igual que cuidas tu piel debes hacerlo con tus brochas. Las cerdas sucias acumulan bacterias que, sin darte cuenta, al no limpiarlas transmites a tu rostro y pueden ocasionar incómodos picores, rojeces o antiestéticos granitos. ¡Así que está en tu mano seguir una buena rutina de limpieza también para tus beauty instrumentos!

2.    Cambiará el tono de tu maquillaje

Si tus brochas están sucias y no las lavas con regularidad, después de unos días notarás como el tono de maquillaje que tanto te gusta y al que estás acostumbrada irá cambiando al mezclarse con restos de otros maquillajes. Y te avisamos de que el resultado te parecerá poco natural.

Portrait of young happy smiling woman with make up brush, indoors

3.    Aplicará el maquillaje de forma efectiva

La acumulación de suciedad puede provocar que el maquillaje no se vea uniforme en tu rostro. Con el paso del tiempo y la falta de higiene, las cerdas de las brochas se endurecen y aplican mayor cantidad de maquillaje en unas zonas que en otras. Y ahora seguro que te estás haciendo la siguiente pregunta…

¿Cómo debo lavarlas?

Es muy sencillo, ¡atenta! Lo primero que debes hacer es mojar ligeramente tu brocha colocando las cerdas ¡siempre! de forma horizontal debajo del chorro de agua, evitando que esta entre por el centro. Una vez la tengas humedecida aplica un poco de jabón sobre las cerdas y límpialas dibujando circulitos sobre la palma de tu mano (comprobarás como empieza a soltar restos de producto) y repite este proceso hasta que queden limpias. Por último, sacúdela bien para retirar todo el exceso de agua y déjalas secar al aire libre en posición horizontal.

¡Y no te olvides de repetir esta rutina una o dos veces a la semana!

Hablamos de: Guapabox

También te puede interesar

Ver todos los posts

¡Suscríbete!

Si quieres estar a la última en cosmética, suscríbete y recibe cada mes en tu casa una selección de productos de primeras marcas