*

Mujer Hoy
guapabox Alta cosmética para
probar, aprender y disfrutar

Anatomía de un peeling: todo lo que tienes que saber

¡Hola guapas! Seguro que alguna vez habréis oído que nuestra piel se renueva de forma natural cada 28 días (aproximadamente), pero este ciclo es cada vez más lento a medida que vamos soplando más y más velas. Por eso,  los peelings son uno de los tratamientos estéticos más demandados una vez que pasamos de los 30, por la eficacia de sus resultados.

Hoy te traemos todas las claves de este tratamiento que te ayudará a conseguir una piel uniforme y luminosa, sin manchas ni imperfecciones a cualquier edad. ¿Quieres saber más? ¡Atenta!

todo_lo_que_debes_saber_de_un_peeling2

¿En qué consiste?

El peeling consiste en la aplicación de una sustancia química sobre la piel para eliminar las células muertas. Es decir, es una forma de renovar nuestras capas dérmicas a través de una especie de exfoliación o descamación. La intensidad del peeling depende sobre todo de nuestro tipo de piel y de la profundidad del tratamiento que hayamos elegido.

¿Qué beneficios obtendremos?

Los peelings tienen múltiples beneficios para vernos aún más guapas. Son perfectos para eliminar las capas más superficiales y la acumulación de pigmentos que se producen por el contacto excesivo de los rayos solares, consiguiendo una piel uniforme y brillante. Además, propicia la regeneración de los tejidos y combate las marcas del acné y la aparición de las primeras arrugas, dando como resultado una epidermis rejuvenecida. También mejora la absorción y penetración de productos cosméticos, reactiva la creación de colágeno y elastina (sustancias vitales para la piel) y la regenera desde las capas más profundas. ¡En definitiva, una piel más elástica y con un tono unificado es posible!

Técnicas de peeling

Dependiendo de la técnica podemos hablar de:

- Peeling químico: consiste en exfoliar la piel mediante la aplicación de diversas sustancias químicas para reparar la aparición de las manchas. Suele hacerse sobre la piel del rostro y los ácidos más usados para esta técnica son el fenol, el retinoico y el tricloroacético.

- Peeling mecánico o físico: repara los estratos más superficiales y suele aplicarse mediante un cepillo o una lija con micropartículas como cristales o piedras. Con esta técnica se observa un incremento en la elasticidad y se atenúan las líneas de expresión. Uno de los peelings mecánicos más conocidos es la dermoabrasión como ya te avanzábamos aquí.

¿En qué zonas se pueden realizar?

Los peelings se suelen realizar tanto en el rostro como en el cuerpo. Aunque las zonas más demandadas suelen ser la cara y el escote.

¿Cada cuánto puedo hacerme un peeling?

Lo recomendable es dejar pasar al menos 15 días entre un tratamiento de peeling y otro, es importante que nuestra piel respire y se recupere.

¿Una recomendación?

Dile adiós al sol: Debes saber que después de un tratamiento de este tipo, nuestra piel está muy sensible, por eso es imprescindible utilizar protección solar con alta graduación y evitar la exposición al sol al menos durante los días posteriores en que notemos nuestra piel enrojecida.

 

Hablamos de: Arrugas, Cara, Elasticidad, Exfoliante Facial, Firmeza, Líneas de expresión, Poros dilatados, Uniformidad

También te puede interesar

Ver todos los posts

¡Suscríbete!

Si quieres estar a la última en cosmética, suscríbete y recibe cada mes en tu casa una selección de productos de primeras marcas