*

Mujer Hoy
guapabox Alta cosmética para
probar, aprender y disfrutar

¡En "piel" de guerra! Cómo proteger tu piel de la polución

¡Hola guapas! Últimamente no se habla de otra cosa: los niveles de contaminación en el aire están sobrepasando los límites y alcanzando niveles alarmantes.

Según un estudio realizado en más de 1600 ciudades de 191 países, ¡sólo el 12% cumple con las normas de la OMS sobre contaminación ambiental! Sus efectos en la salud en general no podrían ser más nocivos, pero es la piel, como órgano más grande de nuestro cuerpo, la que está mayoritariamente expuesta al problema.

Según los expertos, si esta situación no cambia, el tema de la contaminación se agravará con el paso de los años. Los gases y el humo que, por ejemplo, producen los coches, penetran rápidamente en nuestra piel, y zonas como el rostro, las manos, el escote y el cuello son las zonas más vulnerables. Todos los tipos de piel sufren los efectos de la polución, pero las más afectadas son, sobre todo, las pieles sensibles, que tienden a irritarse con facilidad, y las grasas, las cuales retienen más partículas e impurezas.

efectos-polucion-y-contaminacion-en-la-piel-2

Y es que la polución en el aire produce daños a en la piel nivel celular, sobre todo en zonas urbanas. Entre otros efectos, favorece el envejecimiento prematuro y genera sequedad, llegando incluso a provocar inflamaciones o haciendo que la piel tenga un tono desigual y apagado. La buena noticia es que nunca es tarde para empezar a proteger tu piel, y que hay formas de paliar estos efectos. ¡Toma nota!

1. Limpieza:

Limpiar tu piel a diario es un ritual básico y casi el más importante. Llevándolo a cabo diariamente, incluso cuando no te has maquillado, conseguirás que tu piel respire más y esté limpia de toxinas, radicales libres y suciedad.

2. Protección:

Ponerte crema todas las mañanas y sobre todo, antes del maquillaje, hará que tu piel esté hidratada y protegida todo el día. Si además la crema que utilices incluye factor de protección solar, ¡mucho mejor! Además, procura llevar en el bolso una crema de manos y aplicártela dos o tres veces a lo largo del día: en esta época del año, te protegerá de la sequedad que provoca frío, pero también de la contaminación.

3. Nutrición:

Los gases contaminantes producen en la piel carencias en vitaminas, necesarias para que nuestra piel luzca vital y saludable. Por eso, es importarle aportarle un plus de nutrición con productos ricos en vitaminas A, C y D, además de ingredientes que la nutran desde dentro (como el Omega3, el ácido hialurónico o los extractos de almendras y frutas cítricas).

4. Purificación:

Las mascarillas que purifican y oxigenan la piel se convertirán en tus mejores aliadas para combatir los efectos de la contaminación. Utiliza sólo aquellas indicadas para tu tipo de piel o si quieres, prepárala en casa con ingredientes caseros y naturales. Aplícalas por la noche, justo después de haber limpiado tu piel en profundidad, para que penetren bien en la piel y sus propiedades resulten más eficaces.

5. Reparación: 

Utilizar productos que reparen la piel de los daños ya sufridos es la mejor opción para intentar ganarle la batalla a la contaminación. Utilizar cremas de noche, que reparan y regeneran la piel durante el sueño, es siempre una buena opción.

Hablamos de: Lifestyle, Limpiadora facial, Piel grasa, Piel sensible, Recuperación, Tratamiento

También te puede interesar

Ver todos los posts

¡Suscríbete!

Si quieres estar a la última en cosmética, suscríbete y recibe cada mes en tu casa una selección de productos de primeras marcas