*

Mujer Hoy
guapabox Alta cosmética para
probar, aprender y disfrutar

Diccionario de verano

TFGP.

SPF, UVA, UVB… en verano no paramos de escuchar estos términos, pero ¿realmente sabemos lo que significan? Nos protegemos  de los rayos solares  sin saber realmente a lo que nos atenemos y de qué manera actúan en nuestra piel. Te explicamos de forma sencilla y breve que consecuencias tienen en nuestra piel los distintos rayos UV.

UVA: Penetran hasta la capa más profunda de la dermis generando radicales libres, que son los causantes del envejecimiento prematuro de la piel.  Este tipo de rayo es el causante de las arrugas, manchas y falta de elasticidad. Además, puede provocar cáncer de piel.  Son capaces de atravesar ventanas, así como tejidos livianos, es por eso que debemos ser muy cuidadosos y protegernos siempre contra estos rayos.

UVB:  Causan impacto sobre la piel de forma inmediata. Son los responsables de provocar las quemaduras y el bronceado de la piel.  Los rayos UVB penetran de forma superficial en la piel, por eso la queman y la sonrojan.  Al igual que los UVA pueden provocar el riesgo de contraer el cáncer a la piel, por lo que debemos protegernos especialmente en los horarios en que el sol es más dañino.

SPF:  El factor de protección solar de un producto es un factor que indica en cuanto tiempo más  aumenta la capacidad de defensa natural de la piel antes de llegar a quemarse.  Si por norma general se produce una quemadura solar, sin protección, al cabo de 15 minutos de exposición, con un producto que tenga un SPF 30 no aparecerá hasta los (30 x 15 minutos) 450  minutos, en las mismas condiciones de exposición.

¡Suscríbete!

Si quieres estar a la última en cosmética, suscríbete y recibe cada mes en tu casa una selección de productos de primeras marcas